Medios para trabajar la flexibilidad

Medios para trabajar la flexibilidad: La flexibilidad también juega un papel fundamental en el entrenamiento ya que es la capacidad que con base en la movilidad articular y elasticidad muscular, permite el máximo recorrido de las articulaciones en posiciones diversas, permitiendo realizar al individuo acciones que requieren agilidad y destreza. Otros autores la denominan “Amplitud de Movimiento”, teniendo por tanto una relación estrecha con el trabajo de fuerza.
La flexibilidad tiene una evolución positiva hasta los primeros 2 o 3 años de vida de una persona y a partir de ese momento tiene una involución continuada con el paso de los años, en algunos momentos dicha involución es considerable. A los 20 o 22 años solo se tiene el 75% de flexibilidad.
Los beneficios que se obtienen con el trabajo de flexibilidad son:
- Disminución de lesiones musculares y articulares
- Disminución de la tensión muscular
- Beneficia la relajación
- Prepara la musculatura para futuros ejercicios
- Disminuye la capacidad involutiva
Medios para trabajar la flexibilidad:
- Estiramientos dinámicos: Exige movimientos significativos
de una parte o de todo el cuerpo.
- Estiramientos dinámicos activos: Conocidos habitualmente
como “rebotes”. Es necesario un calentamiento previo.
- Estiramientos estáticos: Sin movimiento apreciable tratando
de mantener una posición determinada.
- Estiramientos estáticos pasivos: No se realiza ningún esfuerzo
simplemente se deja actuar la fuerza de la gravedad o el propio
peso del cuerpo.
- Estiramiento mediante Facilitación Neuromuscular
Propioceptiva (FNP): Es una combinación de estiramientos
con contracciones isométricas, relajación y estiramientos
forzados. Es necesario para este tipo de estiramientos calentar
la musculatura a estirar.